Si en el ámbito empresarial, nos planteásemos cuál es el término más sonado o popular, este sería el de Emprendedor. El emprendedor está a la orden del día, presente en cualquier noticia o novedad que surgida en el mercado. ¿pero se puede emprender desde dentro?, ¿existen estos nuevos emprendedores dentro de un negocio ya establecido?. 

La respuesta a estas preguntas es Si. Las necesidades del mercado, la lucha por la supervivencia, por salir a delante e incluso progresar, han llevado a las empresas a desarrollar proyectos innovadores proyectos que necesitan ser dirigidos por los líderes que trabajan en nuestra empresa; por esta nueva generación de emprendedores. Hablamos de las Spin-off, aquellos proyectos "innovadores", que nacen dentro de una empresa ya existente y que para desarrollarse adecuadamente, terminan exigiendo su propia identidad. Es decir, empresas que nacen en el seno de otras empresas u organizaciones ya existentes, que actúan como incubadoras, aportando su conocimiento y experiencia.

Un caso que resulta evidente a cualquiera es el de Nespresso, que nace como un innovador proyecto dentro de Nescafé y que tras varios años bajo su mando, la dirección de Nestlé llegó a la conclusión de que para llegar a desarrollarse y alcanzar mayores dimensiones, esta debía tener una identidad propia; convirtiéndose en una Spin-off.

Otro ejemplo que es mundialmente conocido es el caso de Silicon Valley,nacido por la acción de las Universidades de Stanford y Berkeley, en California.